Preguntas frecuentes
Sabemos que no todo el mundo está familiarizado con la terminología de la psicoeducación y nuestros servicios. Por ello, aquí tienes algunas de las FAQS, preguntas frecuentes, sobre psicología más consultadas por nuestros usuarios.
General
Educación
Performance
General
Salud
Educación
Performance
  • 1. En términos generales, ¿qué es la psicoeducación?

    La psicoeducación hace referencia a la educación o información que se ofrece a las personas que sufren de un trastorno psicológico, aunque este tipo de intervenciones psicológicas también incluyen el apoyo emocional, la resolución de problemas y otras técnicas de terapia.

    Es tan antigua como la propia psicología, y aunque su rango de aplicación se ha ido ampliando con los años, su esencia permanece intacta. Originalmente, nacería como una intervención dirigida a pacientes psiquiátricos cuya finalidad era ayudar al propio paciente y sus familias a manejar la enfermedad. Dada su efectividad y la capacidad de conocer en detalle al paciente, la psicoeducación y sus metodologías prevalecen hoy en el ámbito médico, evitando posibles recaídas y mejorando la salud y bienestar de quienes la reciben. Tras diversos estudios y comprobaciones de su eficacia, algunos de los principales beneficios y ventajas de la Psicoeducación serán algunos tales como:

    1. Otorgar una mayor sensación de control sobre los sucesos al paciente.
    2. Reducción de la sensación de impotencia y vulnerabilidad.
    3. Empoderamiento de las personas al ofrecer diferentes posibilidades de acción para mejorar su calidad de vida.
  • 2. ¿A qué tipo de problemas o situaciones se aplica?

    Estas intervenciones hoy en día son una parte fundamental del tratamiento de pacientes psiquiátricos, existiendo programas en hospitales tanto públicos como privados. Sin embargo, la psicoeducación ha ido demostrando sus bondades y fortaleza con el paso del tiempo, logrando ser un complemento necesario en otros tipos de terapias para poder desarrollar competencias útiles y valiosas en el día a día de los pacientes.

    De esta manera, hoy en día encontramos intervenciones que van desde el ámbito social hasta llegar a formar parte de intervenciones individuales en psicoterapia, programas grupales en empresas e incluso formando parte de algunos programas lectivos en muchos países.

  • 3. ¿A quiénes se dirige (individual, pareja, grupal, instituciones)?

    Dependiendo del ámbito de intervención, la psicoeducación puede dirigirse a personas, parejas, familias, grupos o instituciones.

    Lo más habitual es que en los ámbitos educativo, social y empresarial la mayoría de intervenciones se dirijan a grupos, aunque no siempre es así. Cuando el objetivo es el crecimiento (personal, colectivo o institucional) a través del desarrollo de competencias, es de gran utilidad contar con un grupo con el que poder empatizar, sentirse identificado o compartir un contexto particular.

    Sin embargo, cuando nos encontramos en el ámbito de la salud donde la psico-educación forma parte del tratamiento de una enfermedad psiquiátrica o de dificultades psicológicas, las intervenciones educativas tratan de ajustarse lo máximo posible al contexto de la persona, dejando más apartada la visión de grupo. Por ello, en este ámbito se trabaja mucho más a niveles de micro sistema, dirigiendo las intervenciones al paciente en concreto y su entorno más cercano (familia, pareja, amigos…)

  • 4. ¿Qué diferencias tiene respecto, por ejemplo, de una psicoterapia?

    Sin duda alguna, el carácter preventivo de las intervenciones psicoeducativas será la mayor diferencia respecto a la psicoterapia, la cual se centra principalmente en la ayuda sobre un problema ya instaurado.

    Pese a complementarse entre sí, desde la psicoeducación se trabaja con un “temario” de psicología, mientras que en la terapia el temario sobre el que se trabaja son las experiencias del paciente.

    Sin embargo, debido en la mayoría de ocasiones al desconocimiento, muchas personas aún tienen una visión sobre la dedicación de la psicología muy restringida a la psicoterapia. Además, aún es común encontrar estigmas acerca de la psicología y sus profesionales, viéndose en muchas ocasiones como algo a lo que recurren débiles o fracasados. Nada más lejos de la realidad; invertir en tu salud mental es algo de lo que enorgullecerse, y que no requiere de ningún problema para decidirse por ello.

  • 5. ¿Para quiénes resulta particularmente efectiva o beneficiosa la psicoterapia?

    La psicoeduación es efectiva sobre todo el mundo, pero para poder especificar han de conocerse los objetivos y contexto de cada tipo de paciente previamente.

    Hay situaciones donde la psicoeducación no es suficiente y se precisa de una terapia centrada en grupo, sobre todo cuando tratamos de familias o parejas, aunque en la gran mayoría de pacientes particulares el carácter informativo y preventivo de la psicoterapia hará que esta funcione de una forma especialmente efectiva, ya que permite ahondar en el descubrimiento personal y trabajar sobre las circunstancias concretas de cada paciente.

    En resumen, las intervenciones psicoeducativas siempre son beneficiosas. Eso sí, independientemente del ámbito de intervención, y siempre que el el objetivo final de la persona esté vinculado a los objetivos generales de la psicoeducación: prevenir y promocionar la salud mental, la intervención será un éxito sin duda.

  • 6. ¿Cómo suele desarrollarse una jornada de psicoeducación?

    El desarrollo de las jornadas de psicoeducación estará ligado al profesional y público al que se dirigen, pero siempre guardan un mínimo de orden y estructura. Podría decirse que todas las intervenciones psico-educativas se encuentran dentro de un continuo en el que encontramos la experiencia de los participantes en un extremo (intervenciones semi-estructuradas) y en el otro el conocimiento formal (intervenciones estructuradas).

    De esta manera, algunas sesiones pueden parecerse más a un taller en grupo o individual donde se parten de las experiencias de los participantes para desarrollar algún concepto. Otras pueden parecerse más a una clase o formación donde a partir de un temario se plantean ejercicios y actividades ligados a las experiencias personales de los participantes.

    El rol del profesional en la psicoeducación es mucho más cercano al de un formador que al de un terapeuta, haciendo que las sesiones se adapten al estilo didáctico de cada persona y necesidades concretas del paciente, así como el número de personas o frecuencia de las sesiones.

  • 7. ¿Cuánto suele durar una sesión o jornada?

    En el ámbito de la salud donde ya hemos visto que la psicoeducación tiene un carácter más terapéutico e interviene a nivel micro sistema, la psicoeducación muchas veces se encuentra incluida en pequeñas píldoras de unos minutos dentro de sesiones médicas o terapéuticas.

    Dentro de las intervenciones a nivel micro enfocadas con la prevención, las sesiones suelen ser de una hora y frecuencia semanal, ya sean en grupos o individualmente. Es posible encontrar también que algunas sesiones grupales se alarguen hasta la hora y media o las dos horas, aunque esto último no es lo más habitual.

    En los ámbitos educativos, social y de empresa, donde se trabaja mayoritariamente en grupos se suele hacer una o varias sesiones de una hora por semana.

  • 8. Habitualmente ¿Cuántas sesiones o jornadas son necesarias?

    Depende de los objetivos de cada persona y sus circunstancias, ya que la psicoeducación tiene unos objetivos que por lo general suelen estar relacionados con hábitos y competencias a desarrollar.

    Dado esto, podemos encontrar sesiones que se alarguen hasta el final del proceso terapéutico, talleres de uno o dos días, cursos que duren unos meses o incluso programas que lleven un curso lectivo entero.

  • 9. ¿Qué debe tomar en consideración una persona que asistirá a una jornada de psicoeducación?

    En primer lugar, que sea impartido por psicólogos que se dediquen en su día a día a la psicología. Hoy en día existen muchas intervenciones relacionadas con la auto-ayuda, empoderamiento o positividad tóxica impartidas por personas que no son profesionales de la salud mental.

    La actitud, curiosidad y mentalidad flexible también son fundamentales para afrontar las jornadas con una predisposición que permita resultados satisfactorios. Seguramente debas cambiar hábitos u adoptar otros nuevos para lograr los resultados deseados, por lo que las ganas de aprender y no tener miedo al cambio no pueden faltarte antes de recibir tu primera sesión de psicoeducación.

  • 10. ¿Sobre qué materias somos especialistas en Cotera?

    La psicoeducación que realizamos en Cotera es la relacionada con el crecimiento personal y la prevención. Únicamente realizamos intervenciones psicoeducativas ligadas a la ayuda y la salud cuando son precisas en la psicoterapia.

    Sumado a ello, ofrecemos guías psicoeducativas para particulares, parejas o escuelas de padres (nuestro Brunch en familia), donde abordamos temáticas frecuentes en estos ámbitos y permitimos a los pacientes trabajarlos por sí mismos.

    También trabajamos con empresas y colegios, donde ofrecemos programas de evaluación y análisis para mejorar el rendimiento académico y relaciones entre los alumnos de centros educativos y trabajadores de empresas y consultoras tecnológicas, siendo estos los principales ámbitos en los que desde Cotera ponemos en práctica la psicoeducación y todos sus beneficios.

  • 11. ¿Qué tipo de resultados se pueden esperar de una intervención psicoeducativa?

    Sin duda, una mejora de la calidad de vida.

    Es cierto que en algunos casos la psicoeducación, como ya hemos comentado, necesita apoyarse en otro tipo de intervenciones para conseguir los objetivos de la persona o toca algunos pilares fundamentales de nuestro comportamiento del día a día.

  • 1. En términos generales, ¿qué es la psicoeducación?

    La psicoeducación es tan antigua cómo la psicología y, aunque su rango de actuación no ha hecho más que ampliarse con los años, la esencia o naturaleza, se mantiene intacta hoy en día. Si buscamos la definición en internet, encontramos la siguiente:

    “La psicoeducación hace referencia a la educación o información que se ofrece a las personas que sufren de un trastorno psicológico, aunque este tipo de intervenciones psicológicas también incluyen el apoyo emocional, la resolución de problemas y otras técnicas”.

    Y es que, quiero hacer especial hincapié aquí, originalmente, la psicoeducación nace como una intervención médica dirigida a pacientes psiquiátricos (personas con esquizofrenia, depresión, ansiedad, trastornos adictivos o de la personalidad…) y sus familias. La finalidad de estas intervenciones era ayudarles a manejar y comprender la enfermedad.

    En estos casos, se buscaba mediante la psicoeducación reforzar los puntos fuertes y fomentar el uso de recursos y habilidades propìas del paciente y su familia para evitar recaídas y mejorar su salud y bienestar. La idea que sujeta esta intervención prevalece hoy en día en el ámbito médico dada su efectividad, ya que cuanto mejor sea el conocimiento del paciente sobre su propia enfermedad, se podrá proveer de mejores condiciones de vida.

    Dados estos efectos, pronto se empezaron a realizar investigaciones en el ámbito psiquiátrico donde quedó probado que los programas psicoeducativos reducían significativamente el número de recaídas y reingresos hospitalarios. Tras esto, las intervenciones psico-educativas empezaron a formar parte cada vez de más.

    Esto es posible, en gran medida, gracias a que aportar información sobre las causas, efectos y curso de los fenómenos psicológicos otorga a la persona:

    1. Una mayor sensación de control ante lo que le ocurre
    2. Reduce la sensación de impotencia y vulnerabilidad personal
    3. Empodera a la persona al ofrecer posibilidades de acción que estén bajo su control y que mejoren su calidad de vida.

    Consigue de esta manera algo fundamental para facilitar una evolución favorable de dificultades psicológicas, ya que, por un lado desestigmatiza la enfermedad o problema y por otro reduce las resistencias ante el tratamiento. O en otras palabras, favorecen la aceptación de la realidad y fomentan el compromiso al cambio: Dos pasos clave para superar o por lo menos, hacer frente tanto a trastornos psiquiátricos como dificultades más usuales como pueden ser la comunicación, el duelo, la baja autoestima, la ansiedad, disfunciones sexuales, uso de violencia…

    En definitiva la psicoeducación son una serie de intervenciones formativas en psicología que van dirigidas a mejorar la calidad de vida de cualquier persona.

  • 2. ¿A qué tipo de problemas o situaciones se aplica?

    Estas intervenciones hoy en día son una parte fundamental del tratamiento de pacientes psiquiátricos existiendo programas en hospitales tanto públicos como privados.

    Poco a poco los ámbitos de actuación de intervenciones psico-educativas se han ido ampliando. Si bien originalmente tenían un fuerte valor terapéutico, con el tiempo se ha ido demostrando que la principal fortaleza de la psico-educación reside en el desarrollo de competencias útiles y valiosas en el día a día de las personas.

    De esta manera, se podría decir que hoy en día encontramos intervenciones que van desde el ámbito social hasta llegar a formar parte de intervenciones individuales en psicoterapia, programas grupales en empresas e incluso formando parte de algunos programas lectivos en muchos países.

    En el ámbito social se trata de aportar herramientas a personas que se encuentran en sectores marginados que faciliten su calidad de vida dado su contexto. Por ejemplo en procesos migratorios se trata de intervenir sobre el estrés que supone dejar atrás todo lo que conoces. El trabajo en prisiones va dirigido a la mejora de la convivencia y también a aportar a los presos información y herramientas que ayuden a lidiar con los fenómenos psicológicos derivados, provocados o relacionados con el delito que cometieron. En el caso del trabajo con adolescentes con problemas de conducta en centros de internamiento o casas de acogida busca mejorar la regulación emocional de los chicos y chicas desde un enfoque más terapéutico.

    En el ámbito de la empresa las intervenciones psico-educativas suelen tomar otros nombres pero por lo general tienen dos tipos de objetivos:

    • Crear un entorno de trabajo saludable mejorando el clima laboral, la calidad de vida y la productividad de los empleados.
    • Desarrollar competencias en posiciones concretas, bien relacionadas con la retención y potenciación del talento, o por otro lado con la formación de personas para puestos directivos.

    En el ámbito educativo se ha demostrado que los alumnos que reciben algún tipo de intervención psico-educativa conviven significativamente con menos discriminación y mejoran hasta en un 13% su rendimiento. Año tras año los sistemas educativos crecen hacia una educación más basada en el desarrollo de competencias que en la adquisición de conocimiento formal. Esto se debe, en mi opinión, a dos factores:

    • La estrecha relación que se ha demostrado entre el aprendizaje y el estado emocional.
    • El auge de un mundo tecnológico y globalizado donde el manejo de la información se encuentra por encima de la adquisición de información (fácilmente accesible).

    En algunas comunidades españolas como Canarias y algunos países como Reino Unido o Malta los alumnos cuentan con una asignatura en sus programas lectivos llamada “educación psicológica”. En otros países del mundo y comunidades, aunque aún falta camino por recorrer, están tratando de adaptarse de multitud de maneras diferentes.

    Finalmente, desde algunos órganos públicos y empresas privadas, se ofrece también psicoeducación a familias o a particulares. En el primer caso, son frecuentes las escuelas de padres, donde a través de talleres se trata de mejorar la calidad de vida familiar mediante el trabajo en problemas y dificultades del día a día. En el caso de los particulares, lo más frecuente es encontrar las intervenciones psico-educativas como parte de una intervención psicoterapéutica. En cotera, además de en la psicoterapia, existe la posibilidad de contratar sesiones psicoeducativas individuales relacionadas con temas muy específicos cómo comunicación en pareja, manejo de ansiedad o normas y límites, con manual y ejercicios incluidos.

  • 3. ¿A quiénes se dirige (individual, pareja, grupal, instituciones)?

    Dependiendo del ámbito en el que se intervenga, la psicoeducación puede ir dirigida a personas, parejas, familias, grupos o instituciones.

    Lo más habitual es que en el ámbito educativo, social y empresarial la mayoría de intervenciones se dirijan a grupos, aunque no siempre es así. Cuando el objetivo es el crecimiento (personal, colectivo o institucional) a través del desarrollo de competencias, es de enorme utilidad contar con un grupo con el que puedas empatizar, sentirte identificado o compartir tu contexto particular.

    Sin embargo, cuando nos encontramos en el ámbito de la salud donde la psico-educación forma parte del tratamiento de una enfermedad psiquiátrica o de dificultades psicológicas, las intervenciones educativas tratan de ajustarse lo máximo posible al contexto de la persona. Por ello, en este ámbito se trabaja mucho más a niveles de micro sistema, dirigiendo las intervenciones al paciente en concreto y su entorno más cercano (familia, pareja, amigos…).

  • 4. ¿Qué diferencias tiene respecto, por ejemplo, de una psicoterapia?

    Llegados a este punto, es imprescindible destacar el carácter preventivo, de promoción de la salud y de crecimiento que tienen las intervención psico-educativas. Pese a que estas características también rodean la psicoterapia, esta tiene un carácter fundamental de ayuda, donde un problema o dificultad ya se encuentra instaurado y afectando notablemente a la calidad de vida de la persona/s.

    Aunque son intervenciones que se complementan muy bien, desde la psicoeducación se trabaja con un “temario” de psicología, mientras que en la terapia el temario sobre el que se trabaja son las experiencias del paciente/s. En otras palabras, en psicoterapia el experto de la materia es el paciente pues es su vida; y el psicólogo pone herramientas para moldear esa materia. En Psicoeducación es el psicólogo el que pone la materia y las herramientas.

    El oficio o profesión de la psicología se dedica a las experiencias humanas, lo que nos ofrece un campo de acción bastante amplio. Lamentablemente, debido en la mayoría de ocasiones al desconocimiento, muchas personas aún tienen una visión sobre la dedicación de la psicología muy restringida a la psicoterapia.

    Sin embargo, es frecuente también encontrar en algunas culturas, sociedades o grupos que los profesionales de la psicología se enfrentan a un fuerte estigma: Vulgarmente dicho “solo va al psicólogo el que está loco o es débil o ha fracasado en la vida”. Cuando realmente, invertir en tu salud mental es algo bastante cuerdo y supone una fortaleza de la que enorgullecerse, como ir al gimnasio. No hace falta tener ningún problema o enfermedad para ir al psicólogo.

  • 5. De acuerdo a tu experiencia ¿para quiénes o bajo qué contextos la psicoeducación resulta particularmente efectiva o beneficiosa?

    A todo el mundo, pero creo que para especificarlo depende sobre todo de los objetivos y el contexto que tenga la persona que viene. Es decir, nosotros hemos visto por ejemplo a unos padres con un hijo adolescente coger una guía psicoeducativa y tras 4 sesiones entender mejor cómo funciona su hijo y tender puentes a una mejor comunicación con él.

    También, hemos acompañado a una persona joven a aprender las habilidades sociales suficientes como para relacionarse de forma más satisfactoria con sus iguales: Saber decir que no, poner límites, tener en cuenta y respetar los límites de los demás…

    En otras ocasiones, la psicoeducación no es suficiente y la persona o grupo precisa de una intervención más específica y personal. En una ocasión unos padres querían aprender a gestionar mejor las rabietas de uno de sus hijos y al finalizar la intervención psico-educativos les recomendamos que iniciaran una terapia de pareja.

    Creo que es importante destacar aquí que dado su carácter formativo e informativo, es muy difícil que supongan un efecto iatrogénico en los participantes. Al fin y al cabo, como se dice comúnmente, el saber no ocupa lugar.

    En resumen, las intervenciones psicoeducativas siempre son beneficiosas. Eso sí, independientemente del ámbito de intervención, siempre que el el objetivo final de la persona esté vinculado a los objetivos generales de la psicoeducación: prevenir y promocionar la salud mental, la intervención será un éxito sin duda. Cuando se tienen objetivos más relacionados con la “sanación” será necesario acompañar a la persona/s con otro tipo de intervenciones más relacionadas con ese objetivo.

  • 6. ¿Cómo suele ser una sesión o jornada de psicoeducación?

    Se encuentra muy ligado al profesional y al público al que se dirige, aunque por lo general suelen tener un mínimo de estructura. Podría decir que todas las intervenciones psico-educativas se encuentran dentro de un continuo en el que encontramos la experiencia de los participantes en un extremo (intervenciones semi-estructuradas) y en el otro el conocimiento formal (intervenciones estructuradas).

    De esta manera, algunas sesiones pueden parecerse más a un taller en grupo o individual donde se parten de las experiencias de los participantes para desarrollar algún concepto o constructo. Mientras que otras pueden parecerse más a una clase o formación (de nuevo individual o grupal) donde a partir de un temario se plantean ejercicios y actividades ligados a las experiencias personales de los participantes.

    En psicoeducación el/la profesional sigue un rol mucho más cercano al de profesor/formador que al de terapeuta. A partir de ahí, como en cualquier otra disciplina, la sesión o jornada se encuentra ligada al estilo didáctico de cada persona. Lo ideal es adaptar la duración, frecuencia, número de participantes y estilo formativo a la idiosincrasia de los participantes.

    Dicho esto, normalmente se aporta información útil sobre aspectos ampliamente conocidos en la psicología que se encuentren relacionados con:

    • Ayuda ante alguna patología como la depresión u otras dificultades como el manejo de estrés y ansiedad o el duelo
    • El crecimiento personal y la prevención como la inteligencia emocional para mejorar la regulación emocional o la asertividad para la explicación de límites saludables.
    • La promoción de la salud mental como por ejemplo el manejo sano de la ansiedad.

    Nosotros además en Cotera añadimos siempre pequeños cuestionarios y entregamos cuadernos de actividades y ejercicios para acompañar cada proceso.

  • 7. ¿Cuánto suele durar una sesión o jornada?

    En el ámbito de la salud donde ya hemos visto que la psicoeducación tiene un carácter más terapéutico y se interviene a nivel micro sistema, la psico-educación muchas veces se encuentra incluida en pequeñas píldoras de unos minutos dentro de sesiones médicas o terapéuticas.

    Dentro de las intervenciones a nivel micro pero relacionadas más con la prevención que con la ayuda, entre las que podemos encontrar las escuelas de padres o el crecimiento personal, las sesiones suelen ser de una hora y frecuencia semanal, ya sean en grupos o individualmente. Es posible encontrar también que algunas sesiones grupales se alarguen hasta la hora y media o las dos horas, aunque esto último no es lo más habitual.

    En los ámbitos educativos, social y de empresa, donde se trabaja mayoritariamente en grupos se suele hacer una o varias sesiones de una hora por semana.

  • 8. Habitualmente ¿Cuántas sesiones o jornadas son necesarias?

    Depende de los objetivos de la intervención. Como cualquier intervención, la psicoeducación tiene unos objetivos que por lo general suelen estar relacionados con hábitos y competencias a desarrollar.

    Dado esto, podemos encontrar sesiones que se alarguen hasta el final del proceso terapéutico, talleres de uno o dos días, cursos que duren unos meses o incluso programas que lleven un curso lectivo entero.

  • 9. ¿Qué debe tomar en consideración una persona que asistirá a una jornada de psicoeducación?

    En primer lugar, que sea impartido por psicólogos que se dediquen en su día a día a la psicología. Hoy en día existen muchas intervenciones relacionadas con la auto-ayuda, empoderamiento o positividad tóxica impartidas por personas que no son profesionales de la salud mental.

    No quiero decir que no existan intervenciones de esta índole que no sean efectivas; algunas de ellas nacen de experiencias personales y la vida enseña muy bien también. Sin embargo, cada vida es diferente y es muy importante saber adaptar la formación al contexto y experiencia de cada participante. Por ello, buscar profesionales de la salud mental me parece que es una manera de hacer una apuesta segura.

    En segundo lugar, es fundamental considerar la predisposición con la que, como participante, se afronta una jornada de psicoeducación. Como con cualquier cosa que pretendas aprender es fundamental que exista una actitud de curiosidad y una mentalidad flexible.

    Esta última es importante. Hay que tener en cuenta que una jornada de psicoeducación no es como un curso de programación donde el conocimiento que adquieres no está ligado a tu vida personal. La psicoeducación frecuentemente gira entorno a pilares fundamentales de nuestra vida personal, trabaja situaciones que nos ocurren día a día en el trabajo, en la familia, con los amigos…

    Al fin y al cabo, son formaciones dirigidas a buscar cambios personales y es sencillo que aparezca alguna resistencia del tipo “Por qué voy a dejar de hacer A que llevo toda la vida haciéndolo para empezar a hacer B”. En las intervenciones se nota mucho quien viene con ganas de aprender y a quien le va a costar más cambiar algún hábito o desarrollar alguna competencia, pese a que estas le vayan a facilitar la vida.

  • 10. Pensando en ustedes, como especialistas en psicoeducación ¿En qué materias se especializan?

    En cotera la psicoeducación que realizamos es aquella relacionada con el crecimiento personal y la prevención. Únicamente realizamos intervenciones psicoeducativas ligadas a la ayuda y la salud cuando es preciso en una psicoterapia.

    Para particulares tenemos dos servicios psico-educativos: Las guías psicoeducativas son talleres individuales (se puede asistir en pareja también) de cuatro sesiones centrados en un tema concreto como puede ser la comunicación en pareja o el manejo de la ansiedad. Para padres tenemos una escuela de padres que se llama brunch en familia: Estos son talleres de hora y media sobre problemáticas comunes en familias y puede asistir toda la familia.

    Para trabajar con colegios y empresas tenemos dos programas que pueden llegar a durar un curso lectivo entero, dependiendo de cómo quiera estructurarlo cada organización. Antes del programa hacemos una evaluación de necesidades para adaptar las formaciones al contexto y necesidades de la organización.

    Para los colegios sabemos que una de las profesiones con mayor índice de burnout es la de maestro. Además, hay una necesidad cada vez mayor de incluir las emociones dentro del aula nacida de la necesidad de transformar la educación en algo más relacionado con las personas que con los conocimientos. Por ello, tenemos un programa para profesores que busca reducir el burnout mejorando la regulación emocional y el manejo de estrés y ansiedad y que además busca el desarrollo de competencias emocionales y comunicativas que puedan incluir en el aula. Para el próximo curso queremos adaptar este programa a los alumnos y alumnas, aunque consideramos que el trabajo con los profesores sigue siendo fundamental.

    Finalmente para las empresas tenemos un programa de desarrollo de Soft-skills que está dirigido al desarrollo de jóvenes talentos y a la mejora del clima laboral. Creemos firmemente que las habilidades personales van a determinar el mundo laboral del futuro. Al igual que en la educación, dado el fácil acceso a la información y a la globalización el mundo avanza en una dirección en la que las personas se encuentran por encima del conocimiento.

  • 11. ¿Qué tipo de resultados se pueden esperar de una intervención psicoeducativa?

    Sin duda, una mejora de la calidad de vida.

    Es cierto que en algunos casos la psicoeducación, como ya hemos comentado, necesita apoyarse en otro tipo de intervenciones para conseguir los objetivos de la persona o toca algunos pilares fundamentales de nuestro comportamiento del día a día.

    Es posible en estos casos que la persona sienta inicialmente angustia, pero, con el permiso de uno de mis mentores y experto en psicoterapia existencial voy a cerrar citando una frase suya: “Te felicito por estar angustiado, tienes ante ti la oportunidad de cambiar algo que te hace sufrir”

  • 1. ¿Qué son los psicólogos educativos?

    Los psicólogos educativos son aquellos cuya misión será el estudio de comportamiento humano en el contexto formativo. Además, se centrarán en la intervención profesional sobre el desarrollo de las capacidades de los niños, profesores, padres e instituciones educativas.

  • 2. ¿Cuáles son las funciones de la psicología escolar?

    El objetivo de la psicología escolar es ofrecer una enseñanza basada en las emociones, donde prevenir y promover la salud mental. Precisamente este será un objetivo fundamental que pretendemos alcanzar de la mano de nuestro equipo de profesionales especializados en Psicoeducación.

    Buscamos que todo el trabajo con nuestros alumnos tenga impacto en el resto de sus sistemas como la familia o el colegio. Queremos dar una enseñanza basada en las emociones, para prevenir y promover la salud mental.

  • 3. ¿Qué beneficios puede recibir mi colegio aplicando la psicología de la educación?

    Entre los beneficios de aplicar la psicología educativa en colegios destacan la mejora del sistema de aprendizaje y la convivencia en el centro, así como una óptima formación de los adultos del futuro para lograr una mejor conexión con ellos mismos y reducir los problemas de salud mental. Además, podrás atender las necesidades especiales (psicológicas y educativas) de los alumnos que así lo necesiten.

  • 4. Me gustaría reforzar la psicología educativa en mi centro ¿Qué puedo hacer?

    Si deseas trabajar la psicología educativa en tu colegio, dispondrás de 3 opciones, pudiendo elegir entre trabajar con los padres, profesores o alumnos. Nuestra recomendación siempre es realizar un trabajo 360º para asegurar el mejor impacto. Algunas de nuestras dinámicas serían:

    • Escuela de padres: aprender a ser padres y madres es todo un reto, y queremos que afrontarlo para que sea fácil y seguro. Contamos con una serie de temáticas que creemos que indispensables a la hora de aprender a educar a tus hijos: rabietas, dormir solos, convivencia entre hermanos… Sin embargo, siempre podemos adaptar estas líneas de trabajo a las demandas expresas de los padres de tu centro.
    • Programas de psicología general para los alumnos: centrados en aspectos como la inteligencia emocional o comunicación a la hora de afrontar retos concretos como la convivencia, sexualidad, redes sociales etc.
    • Formación para profesores: dedicada a enseñarles a incluir en sus sesiones conocimientos sobre inteligencia emocional y mejorar sus sistemas de aprendizaje.
    • Soluciones al departamento de educación: ofrecemos orientación y acompañamiento a los profesores para facilitarles recursos sobre técnicas de estudio y psicoterapia tanto para alumnos y sus familias.
  • 5. ¿Cómo se llaman los psicólogos que trabajan para colegios?

    Los psicólogos que trabajan en los colegios son conocidos como psicólogos educativos. Sin embargo, en Cotera somos mucho más que eso, ya que también somos un equipo de psicólogos sanitarios y neuropsicólogos dedicados a ofrecer una atención integral hacia colegios y centros educativos.

  • 6. ¿Cómo puedo acudir a un psicólogo educativo?

    Podrás recibir una primera sesión orientativa con nuestra directora de educación a través de nuestra página de contacto. Contáctanos sin compromiso y resuelve todas tus dudas sobre la psicología educativa.

  • 1. ¿Qué son los psicólogos para empresas?

    Son aquellos psicólogos especializados en el trabajo con empresas. Su labor es favorecer la construcción de una cultura organizacional resiliente y sana, creando equipos mentalmente fuertes, motivados y felices. Para ello, se trabajan objetivos de desarrollo personal enfocados a cuidar el estado psicoemocional de los empleados y mejorar tanto su desempeño profesional como la calidad de vida. Por otro lado se trabajan objetivos organizacionales que aporten a la cultura y rentabilidad de la empresa: formaciones, reclutamiento, evaluaciones de desempeño, planes de igualdad, de riesgos psicosociales, planes de detección y acción ante problemas de salud mental, elaboración de campañas de contenido…

  • 2. ¿Qué beneficios tiene la psicoterapia para empresas?

    El objetivo principal de la psicoterapia para empresas es dotar a los empleados de recursos y habilidades que mejoren su desempeño profesional y personal, con la finalidad de repercutir positivamente en la empresa y entorno privado.

    Promover el bienestar y la salud mental de tu organización aumentará el rendimiento y la productividad. Ente los beneficios que buscamos se encuentran: dinamizar la comunicación entre empleados, reducir el absentismo, mejorar el clima de trabajo, rendimiento y motivaciones, aumentar el compromiso, reducir las bajas laborales y retener talento entre la plantilla de tu empresa.

  • 3. ¿Cuál es la labor de los psicólogos para equipos?

    La principal labor de estos psicólogos para equipos de trabajo es la de mejorar el desarrollo en sus labores a través de herramientas que permitan poner en práctica diferentes habilidades de comunicación, liderazgo y trabajo que favorezcan el éxito en sus retos profesionales.

  • 4. ¿Qué duración tienen estas sesiones?

    Las sesiones tienen una duración de 2 horas a la semana.

  • 5. ¿Cómo puedo saber si necesito invertir en terapia para mi empresa?

    Deberás plantearte invertir en nuestra terapia psicológica para empresas si: en tu empresa se respira un ambiente que dificulta la realización del trabajo de una manera exitosa, las relaciones entre los diferentes empleados experimentan problema o, simplemente, deseas hacer un análisis sobre el funcionamiento de tus equipos de trabajo. En estos casos, necesitarás de un psicólogo para empresas como los que podrás encontrar en Cotera.

  • 6. ¿Cuál es el objetivo de Cotera como centro de psicología?

    Construir la cultura empresarial del futuro es nuestra misión. Para lograrlo implantamos diferentes estrategias como formaciones, adaptación de procesos como el reclutamiento, evaluaciones del desempeño y la puesta en marcha de sistemas de prevención y acción ante problemas de salud mental.

    Desde nuestro centro de psicología también buscamos cuidar el bienestar emocional de tus empleados, a quienes proporcionamos una terapia y crecimiento personal-profesional personalizados con herramientas de autocuidado y empoderamiento.

  • 7. ¿A quiénes van dirigidas las sesiones de psicoterapia para empresas? (Directivos, Responsables de Dpto., Empleados)

    A cualquier persona de la empresa que quiera aumentar su motivación, productividad, y encontrarse mejor consigo mismo y su entorno.

  • 8. ¿Cuántas personas pueden participar en estas sesiones de psicoterapia para empresas? ¿Dónde se realizan?

    Las sesiones de psicoterapia se imparten de forma individual, buscando un espacio íntimo donde poder hablar con un profesional de la salud mental. Se realizan desde donde se desee y a través del dispositivo y tecnologías seleccionadas: meets, Whatsapp, Skype, Teams…

    Por otro lado, en las terapias grupales el máximo de personas será de 12 personas, acompañados por dos profesionales responsables de dirigir al grupo. Recomendamos asistir de manera presencial a estas sesiones para así mejorar la experiencia y resultados de las mismas.

  • 9. Me gustaría preparar una sesión de terapia en equipo para mi empresa, ¿Puede Cotera ayudarme a ello?

    El encuentro entre diferentes profesionales de una empresa es fundamental para que el trabajo en equipo dé sus mejores frutos. Para ello, Cotera cuenta con la posibilidad de crear una sesión de psicología en equipo donde poder proporcionar un ambiente seguro en el que los empleados puedan hablar con confianza de los sentimientos que surgen en el trabajo, buscando lograr una meta común relacionada con sus objetivos profesionales.

    La principal estrategia a seguir será aplicar toda la metodología y disciplina necesaria con grupos de personas en el descubrimiento, la optimización y la definición de sus procesos laborales, con el objetivo de desarrollar un equipo de alto rendimiento.

  • 10. ¿Qué rol toma un psicólogo en mi empresa?

    Un psicólogo en una empresa puede tener diferentes roles en función de los objetivos de la organización. Desde un rol de ayuda para aquellos empleados que lo necesiten hasta ser el responsable de crear una cultura que ponga a las personas y su salud como núcleo de la organización, pasando por roles más enfocados a la formación y potenciación del talento.